Scroll to top

Viernes 23 de Febrero


No comments

He pecado contra Jehová

2 Samuel. 12:13

David aceptó la corrección que le dio el representante de Dios, el profeta Natán. También oró a Jehová, le confesó sus pecados y expresó su deseo sincero de recuperar su favor (Sal. 51:1-17). No permitió que el sentimiento de culpabilidad lo paralizara, sino que aprendió de sus errores. De hecho, nunca repitió aquellos graves pecados. Años después, murió fiel. Jehová nunca olvidará su vida de lealtad (Heb. 11:32-34). ¿Qué aprendemos del ejemplo de David? Si cometemos un pecado grave, tenemos que arrepentirnos de corazón y buscar el perdón de Jehová. Debemos confesarle nuestros pecados (1 Juan 1:9). También tenemos que hablar con los ancianos, para que nos den ayuda espiritual (Sant. 5:14-16). Si aprovechamos todo lo que Jehová ha puesto a nuestra disposición, demostramos que confiamos en su promesa de sanarnos y perdonarnos. Además, debemos aprender de los errores cometidos, seguir sirviendo a Jehová y mirar al futuro con confianza (Heb. 12:12, 13). w17.01 1:13, 14

Related posts

Post a Comment