Scroll to top

Sábado 30 de Junio


No comments

Nuestros ojos están hacia ti

2 Crónicas 20:12

Al igual que su padre, Asá, Jehosafat no dejó de servir a Dios con toda el alma ni siquiera ante la amenaza de un ejército enemigo muy superior (2 Crón. 20:2-4). Es verdad que tuvo miedo, pero tomó la decisión de “buscar a Jehová”. Reconoció con humildad en oración que su pueblo no tenía nada que hacer ante aquella gran muchedumbre. Se apoyó sin reservas en Jehová y le dijo las palabras del texto de hoy. Como le ocurrió a Jehosafat, es posible que a veces nosotros no sepamos qué hacer y hasta nos asustemos (2 Cor. 4:8, 9). Recordemos que este rey admitió en una oración pública que él y su pueblo se sentían vulnerables (2 Crón. 20:5). Si estamos a cargo de la espiritualidad de la familia, podemos hacer como él y pedirle a Jehová dirección y fuerzas para afrontar un problema. No nos avergoncemos de que nuestra familia escuche estos ruegos. Así verá que confiamos en Jehová. Él nos ayudará, tal como hizo con Jehosafat. w17.03 3:12, 13

Related posts

Post a Comment