Scroll to top

Sábado 30 de Diciembre


No comments

En hacer tu voluntad, oh Dios mío, me he deleitado

Sal. 40:8

¿Eres joven y estás pensando en bautizarte? ¡Qué bien! Ese es el mayor honor que pueden recibir los seres humanos, pero también es un paso muy serio. Es una manera de decirle a todo el mundo que te has dedicado a Jehová, o sea, que le has prometido ser su siervo para siempre y que lo más importante en tu vida será hacer su voluntad. Por eso, antes de dar ese paso, debes asegurarte de que eres lo suficientemente maduro, de que realmente quieres bautizarte y de que entiendes lo que significa la dedicación. Ahora bien, ¿qué puedes hacer si no estás seguro de que estás listo para bautizarte? ¿O qué hay si quieres bautizarte, pero tus padres creen que deberías esperar hasta crecer un poco más? No te desanimes; aprovecha el tiempo para seguir madurando y así pronto podrás bautizarte. w16.03 2:1, 2

Related posts

Post a Comment