Scroll to top

Martes 5 de Junio


No comments

La facultad de desear está presente conmigo, pero la facultad de obrar lo que es excelente no está presente

Romanos 7:18

Muchos hemos tenido que hacer grandes cambios antes de bautizarnos para cumplir los requisitos básicos de la Biblia. Pero, después del bautismo, nos dimos cuenta de que todavía teníamos que hacer pequeños cambios para imitar mejor a Dios y a Cristo (Efes. 5:1, 2; 1 Ped. 2:21). Por ejemplo, es posible que hayamos notado que somos críticos, sentimos temor al hombre, somos chismosos o tenemos algún otro defecto. ¿Nos cuesta más de lo que esperábamos cambiar esas cosas? Seguimos siendo imperfectos (Col. 3:9, 10). Por eso, no es realista esperar que, por estar bautizados o llevar muchos años en la verdad, ya no cometeremos errores, no sufriremos ninguna recaída o no tendremos que luchar con tendencias o motivos incorrectos. La verdad es que algunas inclinaciones tardan mucho en desaparecer (Sant. 3:2). w16.05 4:3-5

Related posts

Post a Comment