Scroll to top

Martes 23 de Enero


No comments

Nunca se inquieten

Mat. 6:34

¿Qué quiso decir Jesús? Como es lógico, no estaba diciendo que un siervo de Dios nunca sentiría ansiedad. Más bien, Jesús estaba ayudando a sus discípulos a comprender que preocuparnos en exceso no soluciona los problemas. Cada día tiene sus propias inquietudes, así que los cristianos no tienen por qué aumentar su ansiedad presente pensando en situaciones pasadas o futuras. Si un cristiano se atormenta pensando en problemas que podría tener en el futuro, lo más probable es que se sienta angustiado. Pero no hay motivo para agobiarnos así por cosas que no sabemos si van a ocurrir. ¿Por qué no? Porque, muchas veces, las cosas no resultan ser tan malas como pensábamos que serían. Además, no hay nada que no pueda controlar el Dios sobre quien echamos toda nuestra inquietud. Podemos estar seguros de que puede recompensar a los que le son fieles y ayudarlos a controlar la ansiedad causada por situaciones pasadas, presentes o futuras. w16.12 

Related posts

Post a Comment