Scroll to top

Martes 20 de Febrero


No comments

Te mostraré el juicio sobre la gran ramera que se sienta sobre muchas aguas

(Apocalipsis. 17:1).

Los Estudiantes de la Biblia entendieron que no era suficiente con comunicar su postura sobre la religión falsa a los familiares, amigos íntimos y feligreses. El mundo entero tenía que ver a Babilonia la Grande como lo que es: una prostituta en sentido religioso. Por ello, de diciembre de 1917 a principios de 1918, los Estudiantes de la Biblia, que solo eran unos pocos miles, distribuyeron con entusiasmo 10 millones de tratados con el tema “La caída de Babilonia”, que contenía una dura acusación contra la cristiandad. Como es natural, los líderes religiosos se pusieron furiosos; pero los Estudiantes de la Biblia continuaron con esta importante labor sin dejarse intimidar. Estaban decididos a “obedecer a Dios como gobernante más bien que a los hombres” (Hech. 5:29). ¿Cuál es la conclusión? Que aquellos cristianos no se hicieron esclavos de Babilonia la Grande durante la guerra. Al contrario, se estaban librando de su influencia y ayudaban a otras personas a hacer lo mismo. w16.11 5:2, 4

Related posts

Post a Comment