Scroll to top

Lunes 22 de Enero


No comments

Los que están en conformidad con el espíritu fijan la mente en las cosas del espíritu

Rom. 8:5

Cuando conmemoramos la muerte de Cristo, probablemente leemos Romanos 8:15-17. Estos versículos son muy importantes, pues explican que un cristiano sabe que ha sido ungido cuando el espíritu santo da testimonio con su espíritu. Este capítulo se dirige principalmente a los ungidos. Ellos reciben “el espíritu” y esperan “la adopción como hijos, el ser puestos en libertad” de sus cuerpos carnales (Rom. 8:23). Estos cristianos serán hijos de Dios en el cielo. ¿Cómo es posible? Porque se bautizaron y, gracias al sacrificio de rescate, Dios perdonó sus pecados y los declaró justos como hijos espirituales (Rom. 3:23-26; 4:25; 8:30). Sin embargo, este capítulo también es de interés para los que tienen la esperanza de vivir en la Tierra, ya que, en cierto sentido, Dios los ve como justos. Ellos también pueden beneficiarse de este consejo dirigido a los que Jehová ha declarado justos. w16.12 2:1-3

Related posts

Post a Comment