Scroll to top

Martes 24 de octubre


No comments

La sabiduría te hará bien: si la adquieres, verás sus frutos

(Prov. 24:14, La Biblia Latinoamérica, 2001).

Obviamente, ustedes, padres, quieren que sus hijos se mantengan cerca de Dios, y Dios quiere que los guíen y eduquen en sus caminos (Efes. 6:4). Aprovechen la autoridad que les ha dado para instruirlos con regularidad. Pongamos una ilustración: un buen padre quiere que sus hijos vayan a la escuela porque la educación es importante, los prepara para la vida y les enseña a aprender. De igual modo, los padres cristianos desean que sus hijos conozcan los caminos de Jehová, ya que eso puede darles la sabiduría que necesitan para hacerle frente a la vida. Por eso insisten en que no se pierdan las reuniones, las asambleas ni la Noche de Adoración en Familia. Tal como Jesús ayudó a sus discípulos, ustedes deben ayudar a sus hijos a tener éxito en la predicación. ¿Cómo? Para empezar, acostúmbrelos a salir a predicar. Además, hagan crecer en ellos el deseo de hablar de la Biblia con la gente. w15 15/11 2:6

Related posts

Post a Comment