Scroll to top

Miercoles 25 de octubre


No comments

La cabeza de todo varón es el Cristo; a su vez, la cabeza de la mujer es el varón; a su vez, la cabeza del Cristo es Dios

Jehová ha establecido un orden de autoridad en su creación, y el amor es esencial para seguirlo como es debido. Claro, hay que saber cómo ejercer esa autoridad. Aunque el esposo es cabeza de su esposa, la Biblia le ordena que la trate con honra y respeto (1 Ped. 3:7). ¿Cómo puede hacerlo? Una manera es tomando en cuenta sus necesidades. Otra es cediendo a sus preferencias cuando sea posible. La Biblia también manda a los esposos: “Continúen amando a sus esposas, tal como el Cristo también amó a la congregación y se entregó por ella” (Efes. 5:25). Así es, Jesús llegó al punto de dar la vida por sus discípulos. Cuando el esposo ejerce su autoridad con el mismo amor que Jesús, es muchísimo más fácil para la esposa quererlo, respetarlo y apoyar sus decisiones (Tito 2:3-5). w15 15/11 4:6, 7

Related posts

Post a Comment