Scroll to top

Jueves 8 de marzo


No comments

El pequeño mismo llegará a ser mil, y el chico una nación poderosa

Isaías. 60:22

La organización que componen los testigos de Jehová es excepcional. Es cierto que sus miembros son humanos imperfectos, que cometen errores. Sin embargo, el espíritu santo ha hecho posible que la congregación mundial crezca y prospere. En 1914, cuando empezaron los últimos días de este sistema de cosas, los siervos de Dios eran un grupo relativamente pequeño. Pero Jehová bendijo sus esfuerzos en la predicación. En las décadas siguientes, millones de personas aprendieron las enseñanzas de la Biblia y se hicieron testigos de Jehová. De hecho, Dios ya había predicho este crecimiento impresionante, tal como vemos en las palabras del texto de hoy, y añadió: “Yo mismo, Jehová, lo aceleraré a su propio tiempo”. Sin duda, esta profecía se ha cumplido en los últimos días. Hoy, el número de Testigos es mayor que el de la población de muchos países. w16.06 4:1, 2

Related posts

Post a Comment