Scroll to top

Jueves 7 de Junio


No comments

Cualquiera que se humille como este niñito, es el mayor en el reino de los cielos

Mateo 18:4

A la mayoría de los niños les gusta aprender, y suelen ser humildes (Mat. 18:1-3). Por eso, los padres que actúan con sabiduría se esfuerzan para que sus hijos pequeños aprendan la verdad y la amen de corazón (2 Tim. 3:14, 15). Claro, para conseguirlo, los padres tienen que demostrar primero que ellos mismos tienen la verdad en su corazón, que es su forma de vida. Si hacen eso, sus hijos no solo oyen la verdad, sino que la viven. Además, aprenden a ver la disciplina de sus padres como una muestra de cariño que revela el amor de Jehová. Si nos sometemos humildemente todos los días a la voluntad de Jehová, seremos muy deseables a sus ojos, tal como lo fue el profeta Daniel (Dan. 10:11, 19). Es más, Jehová continuará moldeándonos con la ayuda de su Palabra, su espíritu y su organización. w16.06 2:14, 17

Related posts

Post a Comment