Scroll to top

Jueves 21 de Diciembre


No comments

Compren todo el tiempo oportuno que queda

Efes. 5:16

Algunos se levantan temprano para leer, meditar y orar. Otros aprovechan la pausa del mediodía, y hay quienes lo hacen al anochecer o antes de irse a dormir. Otros más leen la Biblia en la mañana y en la noche (Jos. 1:8). No importa cuándo lo haga. Lo que importa es que aproveche bien el tiempo y sea constante. No deje que nada le impida meditar a diario en la Palabra de Dios. La Biblia promete que Jehová bendecirá a quienes se esfuerzan por meditar y poner en práctica lo que aprenden (Sal. 1:1-3). Y Jesús dijo: “Felices son los que oyen la palabra de Dios y la guardan” (Luc. 11:28). Pero lo más importante es que meditar todos los días en la Biblia nos ayudará a honrar a Jehová, quien nos recompensará con felicidad ahora y con vida eterna en su justo nuevo mundo (Sant. 1:25; Rev. 1:3). w15 15/10 4:17, 18

Related posts

Post a Comment