Scroll to top

Jueves 15 de Marzo


No comments

Has contendido con Dios y con hombres de modo que por fin prevaleciste

Génesis. 32:28

Jacob era un hombre decidido y demostró que no estaba dispuesto a rendirse (Gen. 32:24-26). Y no cabe duda de que su insistencia fue recompensada. Recibió un nombre muy apropiado, Israel, que significa “Contendiente (Perseverante) con Dios” o “Dios Contiende”. Jacob obtuvo la maravillosa recompensa que nosotros también buscamos: la aprobación y la bendición de Jehová. La querida esposa de Jacob, Raquel, deseaba ver cómo cumpliría Jehová su promesa de bendecir la descendencia de su esposo. Pero ella no tenía hijos. En aquella época, esto se consideraba una terrible desgracia. De modo que Raquel se enfrentó a circunstancias desalentadoras que estaban fuera de su control. ¿De dónde sacó la fuerza física y emocional para hacerles frente? En lugar de perder la esperanza, siguió luchando. ¿Cómo? Orando con más intensidad. Jehová escuchó sus sinceras súplicas y con el tiempo le dio hijos (Gén. 30:8, 20-24). w16.09 2:6, 7

Related posts

Post a Comment