Scroll to top

Domingo 27 de Mayo


No comments

Salomón mi hijo es joven y delicado. Déjame, pues, hacerle preparativos

1 Crón. 22:5

David podría haber pensado que Salomón no estaba capacitado para dirigir una obra tan importante como la construcción de la casa de Jehová. Al fin y al cabo, el templo debía ser sumamente magnífico, y Salomón era joven e inexperto. Pero David sabía que Dios capacitaría a Salomón para realizar el proyecto que se le había encargado. Así que se concentró en cómo podía ayudar y preparó una gran cantidad de materiales. De igual manera, los hermanos mayores no tienen que desilusionarse cuando llega la hora de cederles sus asignaciones a los más jóvenes. Lo mejor para nuestra obra es que se los capacite para que lleven más responsabilidades. Los hermanos nombrados deberían sentir una gran satisfacción cuando los jóvenes que han preparado están listos para encargarse del trabajo. w17.01 5:8, 9

Related posts

Post a Comment