Scroll to top

Domingo 24 de Diciembre


No comments

Como manzanas de oro en entalladuras de plata es una palabra hablada al tiempo apropiado

Prov. 25:11

Como las personas tienen creencias y culturas muy distintas, debemos aprender a elegir el mejor momento para hablar, y hay muchas ocasiones en que debemos hacerlo. Por ejemplo, ¿cómo reaccionaría si alguien le dijera algo ofensivo? Lo más prudente sería detenerse y preguntarse si siquiera hay que responder. Quizás la persona tenía buenas intenciones, o lo que dijo no es tan grave. Si después de pensarlo cree que es necesario responder, no lo haga mientras está enojado, pues el enojo es muy mal consejero (Prov. 15:28). El mismo cuidado debemos tener al hablar con nuestros familiares no Testigos. Obviamente queremos que conozcan a Jehová, pero tenemos que ser pacientes y medir nuestras palabras. Las palabras adecuadas en el momento preciso pueden ser la llave que abra su corazón. w15 15/12 3:6, 8, 9

Related posts

Post a Comment