Scroll to top

Domingo 21 de Enero


No comments

Sálganse de ella, pueblo mío

Rev. 18:4

En las décadas anteriores a la Primera Guerra Mundial, Charles Taze Russell y sus colaboradores se dieron cuenta de que las iglesias de la cristiandad no enseñaban la verdad bíblica. Por eso, decidieron no tener nada que ver con lo que entendían que era la religión falsa. Ya en noviembre de 1879, expusieron con claridad en la revista Zion’s Watch Tower (La Torre del Vigía de Sión) cuál era su postura basada en las Escrituras: “Tenemos que condenar a toda iglesia que asegure ser una virgen casta comprometida con Cristo, pero que en realidad esté unida al mundo (la bestia) y tenga su apoyo, y decir que en términos bíblicos es una iglesia ramera”, una manera de referirse a Babilonia la Grande (Rev. 17:1, 2). Aquellos cristianos fieles sabían lo que debían hacer. No podían contar con la bendición de Dios si seguían apoyando a religiones falsas. Por esa razón, muchos Estudiantes de la Biblia renunciaron por escrito a su religión. w16.11 5:2, 3

Related posts

Post a Comment