Scroll to top

Domingo 18 de Febrero


No comments

Adondequiera que el espíritu se inclinaba a ir, ellas iban

(Ezequiel. 1:20)

Jesús solo usa un medio para darnos alimento espiritual: el “esclavo fiel” que ha nombrado (Mat. 24:45-47). Desde 1919, Jesús, ya en su gloria celestial, ha utilizado a este esclavo para ayudar a sus discípulos a entender el libro de Dios y seguir sus instrucciones. Si somos obedientes, contribuimos a la limpieza, la paz y la unidad de la congregación. Por ello, hacemos bien en preguntarnos: “¿Apoyo con lealtad al medio que Jesús está usando para alimentarnos?”. La Palabra escrita de Dios nos ayuda a conocer mejor la parte celestial de su organización. Por ejemplo, el profeta Ezequiel tuvo una visión en la que se representaba a esta parte de la organización de Dios con un carro celestial (Ezeq. 1:4-28). Ahora que Cristo y los santos ángeles están a punto de aniquilar este sistema malvado, el carro de Jehová avanza con rapidez hacia la vindicación de la soberanía de Dios y la santificación de su sagrado nombre. w16.11 3:9, 10

Related posts

Post a Comment